Por qué renuncié a mi trabajo para irme a vivir a un Coliving

Después de vivir 3 años en la ciudad de Quito, tener un trabajo estable, una rutina determinada, un pequeño departamento para mí sola con todas las cosas que una chica pueda tener, cafetera, nevera, cama, armario, y un sinfín de cosas que compramos por antojo. después de conseguir tanto …. ¿Venderlo todo y renunciar? Para mudarme unos metros más allá en la misma ciudad y hacer un intercambio/voluntariado, pasar a vivir en cuarto y residencia compartida. ¿Por qué?

¿Por qué dejarlo todo para ir a vivir en un Co-living? 

Estos 3 años en Quito han sido una incansable búsqueda de crecimiento personal, cada cosa que se presenta ante mi como un reto tiene el poder incontrolable de moverme hacia esa dirección, cuando fui por primera vez a este Co-living / Co-working lo hice buscando respuestas a los procesos creativos y la influencia del espacio físico en estos procesos algo totalmente personal para desarrollar acá en el blog más adelante, nunca me imaginé al entrar allí, que pronto sería mi nueva casa, sin embargo al entrar en esa atmosfera tuve una sensación de “Ajá moments” ¡aquí es dónde debo estar! Después de un par de conversaciones ese mismo día salí de ese lugar con ¿una propuesta de trabajo? Parecía muy irreal para mí en ese momento, pero un par de días mas tarde no podía ser más tangible, debía dar una respuesta si quería mudarme y comenzar a trabajar con ellos. Trabajaría como diseñadora gráfica a cambio de la residencia y compartiría mi convivencia diaria con otro grupo de personas que hacían parte del “Co-living”

¿Renunciar a mi trabajo? ¿Ganar menos? ¿Compartir casa/habitación con más personas? ¿Cuáles son las ventajas de todo esto? ¿Yo que gano?

Vivir en un Co-living te ayuda a mejorar tus habilidades sociales.

En los espacios de co-linving tienes muchas áreas de convivencia común y vas a tener que desempolvar esas habilidades tan básicas como “conversar” “compartir” y aprender a ser “empático”. Si has vivido solo/a mucho tiempo y a parte eres adicto al trabajo, es posible que no te des cuenta de que tienes un desbalance enorme en tus habilidades sociales y te has encerrado en una burbuja casi imposible de romper.

Aprendes cosas nuevas

Convivir con otras personas siempre va a aportarte nuevas cosas, pero una peculiaridad de los co-living es que muchas veces las personas que se hospedan allí son extranjeros que vienen al país por tiempos prolongados, intercambios o trabajos de algunos meses, esto quiere decir que tus compañeros de cuarto muchas veces van a ser de nacionalidades muy diferentes y no te imaginas como eso puede enriquecer tu lenguaje, tu conocimiento general y cultural, tus recetas, tu trabajo y hasta tus hábitos diarios.

Nuevos idiomas

Lo más común en una residencia de extranjeros es que la mayoría hablen inglés, si no es tu mejor habilidad con el tiempo te acostumbrarás a escucharlo, a entenderlo y eventualmente a intentarlo. Pero no sólo eso, compartir con personas de culturas tan diferentes te dará la oportunidad de aprender otros idiomas también, aunque sea poco, aunque sea cambiar libros, títulos de película, aprender a saludar, poco a poquito te vas a ir abriendo a nuevos lenguajes.

Intercambio y compartir.

Por lo general las personas que van a vivir en un co-living están abiertos a crear nuevas amistades, por lo que compartir una comida, una salida al cine, al teatro, al parque va a ser mucho más común de lo que crees, lo que hará crecer tu círculo de amistades tanto como si vives hace 3 años en la ciudad, como si acabaste de llegar y quieres conocerlo todo.

¿Y laboralmente?

En caso especial este sitio también es un Co-working, por lo que hay espacios de oficinas compartidas. Muchas personas que trabajan de manera remota o freelance van allí para hacer uso de las oficinas compartidas y sin adentrarnos en todos los beneficios de un Co-working esto significa principalmente hacer crecer tu red de contactos, tener la oportunidad de hacer alianzas o compartir ideas.

Aprender a gestionar el tiempo y el dinero.

Cuando llevas años trabajando en empresas para alguien más estás super acostumbrado a un horario, una carga laboral, tareas específicas por cumplir y sobre todo una fecha de pago. Trabajar como autónomo significa que todo esto vas a tener que gestionarlo tú mismo, y aunque prácticamente estoy “trabajando para una empresa” ahora me desempeño totalmente como freelance y esto implica tener que desarrollar muchas habilidades que ni siquiera sabias que tenías.

Aprender a valorar tu trabajo.

Siempre he pensado que la forma de conseguir algo, es rodeándote de personas que admires, que estén haciendo lo que tú quieres hacer y aprender de ello, personas que estén en tu misma sintonía vibratoria. 

Tener un ejemplo que seguir es super importante a la hora de emprender porque te ayuda a trazar tu camino, estar en un ambiente de emprendedores, con una energía de crecimiento brutal va a hacer que te contagies de eso y que empieces a copiar rutinas y técnicas de trabajo que ves que funcionan y que podrías adoptar.

¿Influye realmente el espacio físico en nuestro proceso creativo?

Es la pregunta por la que llegue a este co-working, ¿Qué tanto puede influir el espacio en nuestras emociones y nuestra actitud para crear?

Un espacio adecuado para el trabajo, una mesa de ideas, una sala de co-working, mesas que puedas rallar con marcador, el olor a café, los colores en los muebles, los posters en la pared, la luz  que te ilumina suavemente el escritorio por las mañanas, la vista de la ciudad por las noches, detalles, que si le pones la atención que merecen te das cuenta cómo te hacen sentir en armonía con el espacio, como fluye y fluyes con él.

Llevo poco más de un mes desde que me mude al Play House en Quito, en este tiempo retome y re diseñe el curso de este blog, he escrito ya 4 post nuevos, estoy trabajando en algunos proyectos independientes que de a poco me acercan más a los viajes, he implementado nuevos hábitos y poco a poquito comienzo a salir de mi burbuja ¿entonces, vale la pena?

Cuando decidí renunciar a mi anterior trabajo dije algo muy importante y que no quiero olvidar “No todo en la vida es trabajo, el trabajo sólo tiene que ser el medio de conseguir tus sueños” a veces que el crecimiento personal es más importante que todo lo que el dinero pueda comprar, cuidar de ti a un nivel mucho más íntimo es la mayor ganancia de todas.

No todos queremos ni necesitamos las mismas cosas, todos los cambios que hagas en tu vida deben alinearte más y más con tus sueños.

¿Y tú te mudarías a vivir la experiencia en un Co-living? ¿O prefieres vivir sola/o?

 

 

También te puede interesar..

10 Razones por las que viajar te hace más creativo.

2 comentarios en “Por qué renuncié a mi trabajo para irme a vivir a un Coliving”

  1. ¡Que chévere artículo Deisy, eres una chica muy talentosa y tenemos suerte de que compartas con nosotros es este ambiente de mezclas exóticas jaja Esperamos seguir aportándote cosas buenas y que sigas encontrando la inspiración en Play House!

Responder a deisydd Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *