Creatividad, mitos y rutinas.

Si hablamos de los procesos creativos, es imposible pensar que el “eureka moment” sea un proceso aislado que ocurre de manera instantánea, de hecho, suelen existir muchos procesos subconscientes que en un momento dado emergen a la luz.

Un mapa que te muestra las áreas de tu cerebro que se activan cuando viajas o sales de tu zona de confort.

En un post anterior sobre creatividad conversamos sobre cómo viajar nos hace más creativos, o más específicamente que habilidades ponemos en práctica cuando salimos de nuestra zona de confort; ahora quiero ilustrarte esa idea con un mapa que he diseñado, dónde a modo de infografía podemos recorrer en el estilo de un mapa de metro todas las rutas que recorre nuestro cerebro cuando salimos de viaje o estamos expuestos a situaciones nuevas.

“La creatividad es casi infinita, pues compromete cada sentido” – Torrance

Cuando decidí elaborar la infografía, la idea era mucho más sencilla pues se trataba simplemente de ilustrar algunos beneficios del viajar para nuestro cerebro creativo, sin embargo cuando comencé a trazar el mapa me di cuenta que había mucho más camino por recorrer y no dude ir un poco más a fondo en el asunto, me comenzó a intrigar en que parte del cerebro se ubicaban todas estas habilidades pues sería mucho más significativo ilustrar el mapa si ubicaba cada una de ellas en el lugar correcto.

Desmintiendo algunos mitos.

La creatividad y el hemisferio derecho ¿Seguro?

Cuando comencé mis investigaciones para realizar este mapa, estaba convencida de que la creatividad como siempre se ha dicho está asociada al hemisferio derecho del cerebro, por meses busqué actividades y rutinas para ejercitar el hemisferio derecho del cerebro, pero mientras indagaba sobre el tema más concluía que el eterno debate sobre los hemisferios pudiera ser una teoría no tan cierta.

“Ser creativo” puede adoptar muchas formas y creo que encasillarlo en que ciertas actividades son únicamente del lado derecho o izquierdo del cerebro es simplemente pereza de entender la verdadera complejidad de los procesos. Si indagamos sólo un poquito en la neurociencia puedes darte cuenta de que el cerebro funciona como un todo y ambos hemisferios están conectados entre sí por el cuerpo calloso; que es por dónde se cruza información de uno a otro. Además, cada hemisferio es capaz de «aprender» a llevar a cabo funciones realizadas por partes del hemisferio opuesto en caso de que estas regiones quedan dañadas. Esto es lo que se conoce cómo ´plasticidad cerebral´.

Si observamos en el mapa del cerebro muchas de las áreas y habilidades que activamos cuándo estamos fuera de nuestra zona de seguridad, podemos ver que muchas de ellas se encuentran de hecho en el lado izquierdo del cerebro, pero es que estás habilidades en sí mismas no van “repentinamente” a volvernos más creativos, son las conexiones y cruces entre ellas las que van a ayudarnos a facilitar esos procesos. Resulta más fácil creer en la seductora simplicidad y asumir que las tareas creativas se desarrollan en el hemisferio derecho del cerebro y las tareas repetitivas y analíticas en el izquierdo, pero la realidad es más compleja y la mayoría de tareas involucran el cerebro de una forma más global lo que hace más difícil de resumir en un breve esquema básico.

Una ruta diaria con 5 paradas para despertar tu cerebro.

Después de haber creado el mapa con las 10 curiosidades y habilidades que despertamos al estar de viaje, comencé a preguntarme cómo podía desarrollar estas mismas habilidades en la rutina diaria, perseguir nuevos hábitos para despertar el cerebro es algo que vengo haciendo desde hace años por eso hoy te cuento 5 cosas muy básicas que puedes incorporar en tu rutina para desarrollar tu creatividad.

Son 5 paradas técnicas que puedes comenzar a poner en práctica hoy mismo, no tienes que hacerlo diario, ni cumplirlas todas rigurosamente, pero con la práctica verás cómo cambios tan pequeños mantienen a tu cerebro despierto aún en medio de la repetitiva rutina diaria.

#1 cambia de mano hábil.

¿Eres derecho? Comienza el día lavándote los dientes con la mano izquierda, intenta maquillarte, comer o hacer tareas que normalmente harías con la mano derecha. Igualmente si eres zurdo intenta por un día o dos forzar tu cerebro a hacer las cosas con la otra mano.

#2 Cambia el camino a casa.

Utiliza caminos alternativos para ir al trabajo, a la escuela o al supermecado, forzar tu cerebro a cambiar una ruta que conoce de memoria es una interesante manera de hacer ´refresh´

#3 Escucha música nueva

Es hora de romper costumbres, escucha un género de música que habitualmente no forme parte de tu lista.

#4 Haz pausas.

Rutinas de trabajo intenso requieren pausas relajantes, deja el ordenador, sal a dar una vuelta, distráete, da un paseo, estira las piernas, oxigena el cerebro, la gente cansada no es creativa.

#5 Escritura libre

Deja la mente en blanco y escribe de forma automática sin detener el movimiento de la mano ni filtrar las palabras. Además de ser un excelente ejercicio para soltarse también es relajante.

Les invito a que amplíen la información, busquen, busquen, busquen no se queden sólo con lo que yo les digo este es un extracto pequeñito de muchas cosas que he leído. Cualquier aporte es bienvenido 😉 Les leo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *